|R1| Aportes del CAN al desarrollo sustentable de la ciudad

Desde el municipio y Concejo Deliberante se nos ha solicitado nuestra opinión sobre los puntos que se podrían estudiar, analizar e investigar para impulsar tanto en ordenanzas como en acciones concretas, sobre temas de sustentabilidad, que puedan ser aplicables en nuestra Ciudad y que se consigan beneficios para la misma.
Elaboramos un pequeño documento al respecto e hicimos un punteo de posibles acciones que al ser un borrador, compartimos con toda la matrícula, para que los interesados nos hagan llegar ideas y opiniones a fin de ampliar y enriquecer la propuesta que elevaremos.

Podés escribir tus opiniones sobre los temas que te interesen a:
r1-coordinacion@canqn.org.ar
r1-presidencia@canqn.org.ar

Desarrollos sustentables

Al hablar de desarrollo sostenible o desarrollo sustentable nos referimos a un proceso que puede mantenerse sin afectar a la generación actual o futura, intentando que el mismo sea perdurable en el tiempo sin mermar los recursos actuales. Con este tipo de desarrollo se buscan cubrir las necesidades actuales pero previendo que las generaciones futuras puedan también cubrir las suyas.
Las ciudades deben fortalecer y encontrar la capacidad de reinventarse para afrontar los retos que se le presentan. En materia de vivienda y en las cuestiones de densidad, diversidad, energía o resiliencia, conviene encontrar nuevas maneras colectivas de trabajar que permitan configurar la metrópoli del futuro; pudiendo dar cabida a todas las disciplinas que habrán de reinventar nuestras nuevas formas de habitar, trabajar, interactuar y compartir la ciudad.
Los retos medioambientales son ingentes y requieren soluciones inéditas. Un edificio es innovador a nivel medioambiental cuando revoluciona la producción, el consumo y la recuperación de energía, cuando interacciona de manera inteligente con los edificios colindantes y la ciudad en su conjunto, cuando integra materiales ecológicos, cuando experimenta con técnicas y legislaciones innovadoras y cuando materializa los objetivos de una planificación que contemple los nuevos paradigmas de estos tiempos.
El sector edilicio demanda el 25% de la energía primaria en la Argentina y es concurrente con valores internacionales de países con similar grado de desarrollo.
Cuando se considera el ciclo de vida del sector construcciones la demanda total de energía llega al 40% incluyendo desde la producción de los materiales de construcción hasta la demolición o reciclado de edificios en el hábitat construido. Por otra parte estudios muestran que la eficiencia energética media del hábitat humano no supera el 3%. Todo esto lleva a mostrar la necesidad de crear espacios educativos con el fin de formar especialistas en la construcción de un hábitat energéticamente eficiente y con un grado de sustentabilidad creciente adaptado a nuestro modo de vida.
Esto último es importante ya que el modelo de desarrollo de la Argentina es de crecimiento constante del consumo de energía en relación directa con el crecimiento demográfico. Otros países muestran la particularidad de haber frenado el crecimiento de la demanda de energía hacia fines del siglo XX con crecimiento demográfico y del PBI per cápita. Este es un modelo de desarrollo alternativo que centró su accionar en la eficiencia energética y una alta conciencia ambiental de la sociedad.
Un factor de suma importancia es el desarrollo de normativas y acciones posibles a las condiciones culturales , sociales y económicas de nuestro territorio, y nuestras ciudades y la constante observación y ajuste de las mismas , así como impulsar los avances tecnológicos de todos los sectores.
Definiendo acciones posibles en lo inmediato, en un mediano plazo y a largo plazo y corto plazo

Corto Plazo

  • Arbolado urbano, reducción de la “isla térmica”. Definir 3 o 4 especies exclusivas. Lograr una ordenanza para implementarlo por parte del vecino, o del Estado.
  • Campaña uso responsable de los vehículos particulares. ( transferencias + transporte público + bicisendas + tren)
  • Mayor superficie absorción( aguas pluviales) áreas céntricas, veredas, plazas.
  • Techos y muros verdes, con vegetación autóctona.
  • Definir coeficientes de aislación. Muros , techos , como parte de los indicadores urbanos, menor consumo eléctrico, menores equipos de refrigeración y menor calefacción.
  • Edificios en altura con calefones solares que disminuyen consumo de gas en calderas.
  • Campañas ambientales: ríos, barda, cuidado de los recursos y los costos de remediaciones.
  • Separación de residuos.
  • Prohibición pozos absorbentes: donde no hay cloacas, estudiar sistemas más sanos del tipo biodigestor de ozono o similar.
  • Reestudiar ordenanza decarteles públicos, luminosos (encendido y apagado),
  • alumbrado público, control y gravamen de tasas a mecanismos eléctricos diurnos ,escaleras, cartelería en las grandes superficies.

Mediano plazo

  • Campañas de la buena utilización de los recursos energéticos, electricidad, gas.
  • No generar más suelo urbano, ni en sentido horizontal , establecer estrategias para urbanizar en áreas degradadas, con poco valor en la ciudad a través de un cambio de paradigma que proponga recuperación del suelo, mayor oferta de programas y actividades públicas o comunes y viviendas multifamiliares proyectadas y ejecutadas con nuevos criterios.
  • Conectividades interurbanas, minimizar el impacto del traslado y flujos de personas y mercaderías.
  • Rever Códigos de Edificación y Plan Urbano Ambiental, ajustarlos a nuevas variables, aprovechar la experiencia de estos años pasados, y establecer un mecanismo dinámico y permanente de revisión constante.
  • Edificios públicos establecer pautas proyectuales en cuanto a las aislaciones y todos los aspectos referidos al consumo de energías, como obligatorios, establecer protocolos de medición y certificación.
  • Analizar qué tipo de energías renovables se pueden aplicar a las grandes superficies, Placas solares, recuperación aguas grises para usos como descargas inodoros, riegos etc., recuperación en algunos sectores y épocas del año de aguas de lluvia.
  • Estudio de materiales y procesos constructivos amables con el ambiente y la salud de la población .
  • Trabajar en conjunto con Universidades, entidades intermedias y otras
  • organizaciones, en acciones existentes que mejoran condiciones en la Ciudad, por ejemplo el Proda en el Oeste y el desarrollo de los Ambientes Verdes Comestibles.

Largo plazo

  • Separación en nuevas urbanizaciones del agua potable en dos redes para riego, lavado de autos y otras actividades donde no es necesario potabilizar el agua.
  • Promover la instalación de generadores de energía limpios , energía eólica, solares etc. En algunos sectores del ejido.
  • Separación de redes desagües cloacales en sectores nuevos, en aguas contaminadas bacterialmente que son necesarias tratar ( inodoro, bidet), y de aguas grises ( duchas, cocinas , lavaderos , lavabos) que no serían tratadas de la misma manera. Esto posibilitará no tener tanto volumen de líquidos a tratar y que en gran porcentaje se vierten de manera cruda al río.
  • Impulsar políticas de educación y difusión de conductas Colectivas que no generen costos estatales para su remediación, que protejan y respeten infraestructuras.
  • Impulsar cambios culturales.
  • Apoyar investigaciones sobre energías limpias, y sobre Tecnologías innovadoras.
  • Permanente observación de las acciones que surjan de la ejecución de la planificación y su permanente ajuste.
  • Promover desde la aplicación de indicadores urbanos de premios que incentiven las buenas prácticas ambientales en los edificios.

Fuentes: educacion.uncono, observatorio urbano AMNC, IOP Can, Posgrados Arquitectura Sustentable, UBA, UCA. CAN NQNR1

IOP I Instituto de Ordenamiento y Planificación I Can R1 I NqN