Autores
Arq. Mario Corea Aiello
Arq. Francisco Quijano
Arq. Jorge Giunta

Procedencia:
ROSARIO, PCIA. DE SANTA FE

MEMORIA DESCRIPTIVA

Sobre la meseta, y a escasos metros de la barda, en su transición hacia el valle, entre las dos canteras existentes, se encuentra localizado el enclave del conjunto proyectado.
La propuesta tiene en cuenta para su intervención la totalidad del terreno de 9,5 ha, proponiendo reglas para un distrito hoy despoblado, a través de la generación de espacios de carácter urbano.

RELACIÓN CON EL ENTORNO
Siempre hemos pensado que los proyectos nacen de las condiciones específicas del lugar. El «lugar» entendido en toda su complejidad, se convierte así en la marca genética del proyecto.
El proyecto comienza con un análisis de los requerimientos físicos del emplazamiento: la geometría del terreno, la orientación, su topografía, el vial que lo delimita y sus accesos.
Se propone, así, un diseño integral del predio mediante la estructuración física y espacial de los edificios planteados por el programa y el entorno natural que los rodea.
En respuesta al lugar y a las componentes climáticas se propone el edificio principal del hospital como un volumen horizontal, bajo, con orientación principal Norte – Sur, relacionando sus componentes a través de un sistema de patios y galerías que garantiza el buen asoleamiento durante la totalidad del año, a la vez de controlar los efectos de los vientos predominantes en el área.
Al Sur el edificio principal propone un desnivel a través del cual se reconocen en relación con los desniveles topográficos del terreno, proponiendo su puesta en valor como espacio público y generando un franco balconeo hacia el valle. En el extremo oeste, se localiza el Centro de Innovación Tecnológica Socio-Sanitaria de la Patagonia.
, como un volumen exento, articulando su planta baja sobre la topografía irregular existente. El límite Este se materializa a través del edificio de residencias en altura.
El conjunto se relaciona con la futura traza urbana a través de una gran plaza de accesos hacia el Norte, que recibirá un uso público masivo. La futura avenida por la que circulará el Metrobus, vinculando la ciudad y el acceso desde la rotonda sobre la bajada de Maida, conducirá la entrada rápida de ambulancias por el oeste del solar.
Se proponen accesos peatonales y vehiculares diferenciados según los usos. Estos delimitan y organizan las distintas áreas verdes, de estacionamiento, públicas y privadas; integrando a su vez los diferentes edificios propuestos.

ORGANIZACIÓN FUNCIONAL
En respuesta a los aspectos técnico-funcionales y al programa médico arquitectónico planteados el edificio ofrece una clara división de usos a través de la diferenciación de niveles. La relación de los sectores funcionales está ordenada, teniendo en cuenta la eficiente interacción entre ellos, tanto en planta como en los distintos niveles.
Una extendida planta baja aloja las áreas de carácter ambulatorio que se ordenan desde el sector de emergencias con sus accesos claramente diferenciados, el área quirúrgica, ambas en estrecha relación a las áreas de diagnóstico (imágenes y laboratorio), siguiendo luego con los sectores de hospital de día y tratamientos oncológicos, para finalizar con el área de consultorios externos incluyendo todas sus especialidades. En directa relación con el hall de acceso público se encuentran un auditorio para 250 personas y la cafetería.
En la Planta +1 se alojan las áreas de cuidados críticos y el segundo nivel está dedicado íntegramente a las habitaciones de internación.
En la Planta -1 se alojan las áreas de docencia e investigación, y sectores de servicios generales y máquinas.
Una porción de superficie en la azotea es dedicada a alojar máquinas y al aprovechamiento de energía solar. Un aspecto a destacar tanto en la diagramación funcional general como en la de cada sector es la clara diferenciación de las circulaciones públicas, y técnico – médicas, evitándose el cruce de las mismas. En todas las plantas, sobre la fachada norte, se encuentran las circulaciones y núcleos verticales de uso público, y sobre el sur se desarrollan las circulaciones y núcleos verticales de uso médico y técnico. Ambas circulaciones van penetrando gradualmente en los distintos sectores según sean las necesidades de cada uno.

EL PROYECTO. ASPECTOS FORMALES
Dando respuesta a las condicionantes del solar, el proyecto configura un conjunto que se estructura con la integración del edificio principal y los edificios anexos a través de un sistema de galerías y un gran patio que asoma sobre la cantera este y el valle. Un alero recorre y unifica el conjunto, reconociendo la topografía y ordenando los distintos accesos. Una gran cubierta verde calada por patios de distintas proporciones hace las veces de integradora del conjunto. A partir de ella se desarrollan el volumen superior del hospital (áreas de hospitalización críticas y de internación) separado formalmente por el entrepiso técnico. En el límite este en contrapunto con la propuesta horizontal se alza en altura el volumen del edificio de residencias. En el extremo Oeste del lote se ubica de forma totalmente independiente el Centro de Innovación Tecnológica Socio-Sanitaria de la Patagonia. En la Planta – 1 se desarrolla el área de docencia e investigación. Este volumen comprometido topográficamente con la cantera Este, propone una cubierta de la terraza que genera el patio sobre la misma y sobre el valle. El lado interior del volumen ilumina y ventila sobre un patio inglés. Se propone el aprovechamiento de la topografía de la cantera, mediante su remediación, recuperando el sustrato verde y su uso como espacio público. El nivel del plano noble del edificio (+0.85m sobre el nivel del cordón de la avenida) es logrado gracias al aporte del suelo surgido de la excavación para lograr el nivel de la Planta-1.

CRITERIOS CONSTRUCTIVOS
FLEXIBILIDAD DE USOS Y CRECIMIENTO
El sistema estructural previsto, el entrepiso técnico, y la fachada corrida son componentes indispensables para garantizar la flexibilidad de usos de los distintos sectores que deban asumir cambios programáticos o tecnológicos a través de la línea de tiempo. El sistema estructural propuesto por una ordenada retícula ortogonal de pilares permite también establecer futuras áreas de crecimiento. La utilización de pavimentos continuos y tabiquería construcción en seco, grantizan la flexibilidad de la planta.
MATERIALES
Se utilizarán preferentemente materiales locales, reciclables de alta durabilidad y bajo impacto ambiental. Se tendrá especial atención a la gestión de residuos durante la construcción y durante el posterior uso del edificio. Se estudiará La estructura de hormigón armado utilizará áridos locales para disminuir las emisiones de CO2 , así mismo como los pavimentos exteriores. Los cerramientos se materializan mediante vidrios DVH garantizando una eficiente aislación térmica y evitando la contaminación sonora. Se ha estudiado la incorporación de parasoles verticales de aluminio como protección solar.
En el interior se prevee la colocación de pavimentos graníticos en circulaciones pública, técnicas y áreas de alta tránsito. El mismo material se levantará hasta 1.10m como revestimiento vertical para proteger los paramentos verticales de golpes y garantizar un bajo mantenimiento.
Se alternarán con la incorporación de fenólicos de alta densidad con acabados madera, en áreas circulaciones públicas, de esperas, y habitaciones, generando espacios cálidos y saludables, más confortables para los pacientes y el personal de atención sanitaria. Se colocarán vinílicos en áreas críticas.
SOSTENIBILIDAD
El proyecto propone en su resolución conceptos importantes de ahorro energético para conseguir una arquitectura ecológica y sostenible. El edificio del hospital busca garantizar una gran inercia térmica mediante el tratamiento de cubiertas y fachadas con un alto nivel de aislamiento. Se incorpora una cubierta verde sobre la losa de la Planta Baja, con la incorporación de especies autóctonas. La piel de hormigón será aislada mediante cámara de aire, material aislante térmico y tabique interior. Se plantea un eficiente control de asoleamiento a través de la correcta utilización de las orientaciones del edificio. Los patios lineales dispuestos en orientación norte sur garantizan una eficaz utilización de la luz solar durante todos los períodos del año. Los cerramientos en fachadas exteriores con orientación este y oeste serán protegidas mediante parasoles de aluminio del tipo vertical. Los vidrios a emplear serán del tipo DVH (Doble vidrio hermético) garantizando una eficiente aislación térmica y evitando la contaminación sonora. Destacamos que las condiciones interiores solicitadas en la mayoría de los espacios se podrán conseguir en gran parte del año con una entrada de luz y una ventilación natural controlada desde las fachadas.
También se proponen circuitos de agua independientes. Un circuito de agua potable y uno para inodoros y para riego, este último alimentado en lo posible por la captación de agua de lluvia. Se incorporan en planta de techos paneles solares para la producción de agua caliente sanitaria y clima. Debido a los fuertes vientos dominantes en la zona, se han colocado barreras de álamos para reducir la velocidad del mismo o desviar el flujo de aire. Se propone la remediación natural del suelo de las canteras, actualmente erosionado, mediante la incorporación de aditivos y materia orgánica que recupere el sustrato vegetal nativo. En los espacios verdes se han elegido las siguientes especies de árboles: ciruelo de jardín (prunus cerasifera), almendros (prunus dulcis) y aromo francés (acacia dealbata).
Apostamos por un edificio que tenga un diseño con criterios de edificación ecológica, buscando desde el proyecto que todos los espacios tengan iluminación natural, ventilación, niveles acústicos adecuados, incorporando vegetación, dando una continuidad visual a todas las áreas públicas de espera y creando un entorno de trabajo agradable que sea beneficioso para la salud y el rendimiento de sus ocupantes.