Seudónimo “Cono Sur”

ARQUITECTOS

Marcelo Alimenti
Monica Videla

Colaboradores:
Mariano Mezalira
Fabio Sanabria Rabbia

Descargar memoria

MEMORIA DESCRIPTIVA

El futuro Edificio y el sitio:

Un edificio que se supone austero, pero de fuerte impronta programática para los escuetos 400 m2 de terreno a intervenir. Se insertará como “pidiendo permiso” entre los árboles existentes que cargan con un gran valor en la memoria del lugar y de los neuquinos. Teniendo que lidiar con los desniveles propios del terreno, su implantación en esquina y con la necesidad de establecer estrecha relación con la Casa de la Cultura. La particularidad que presenta dicha problemática, supone una potenciación para la sana convivencia entre ambos edificios, los árboles existentes y la ciudad; en la medida de poder entender y dar respuesta al problema.

Propuesta:

1º Etapa
El proyecto parte con la intención de poder encuadrar en pocas acciones todas las premisas de diseño que se desprenden a partir de hacer lectura del programa y la problemática. Tratando de lograr síntesis en todos los campos que intervienen en el proceso creativo y en los elementos a utilizar para dar forma al edificio. Es así que a partir de la comprensión global de la situación, nuestra primera acción, se concentra en liberar lo más posible el lugar que hoy ocupan los árboles mas importantes y la parte sur del terreno que nos conectará con la Casa de la Cultura. La segunda decisión importante es ubicar las funciones de planta baja manteniendo el mismo nivel de piso que hoy tiene la Casa de la Cultura y mantenerlo hasta la esquina norte. Esto genera que parte de este nivel quede contenido por el desnivel natural. Luego, el edificio recuesta los servicios contra la medianera oeste (suponiendo un incierto futuro del lote contiguo) y los espacios de aulas, salas multiuso con sus depósitos, hacia el este. La primera etapa, concentra ya, gran parte de la propuesta: Conformar entre la Casa de la Cultura y la Fundación del BPN, un espacio al aire libre a modo de plaza semipública que concentre las actividades al aire libre de ambos lugares y se preste como espacio multiuso que se supone lugar de encuentro, exposiciones, juegos, etc. Y a la vez responder a la ciudad con un importante basamento que contiene los depósitos de las salas y actúa como separador del edificio y la vereda municipal, que en la medida que ésta eleva su traza hacia el norte, va dejando ver al peatón, el espacio verde donde estarán los árboles a reponer.

2º Etapa
Esta etapa completará la propuesta final. Una planta alta casi calcada a la baja, contendrá el programa restante. Y prolongará su cubierta para techar parte del espacio público al aire libre y conformará en doble altura, el hall de la Fundación, que contendrá el resto del programa público, la escalera y el ascensor.

El edificio y la ciudad:

La primera responsabilidad en términos de relación urbana se centra en asegurar que no proponemos un conjunto de fenómenos aislados sino una fructífera conversación con la Casa de la Cultura, la forestación existente y el entorno exterior inmediato. En este último caso, proponemos introducir la vereda pública, que se transformará en el preámbulo de acceso a la propuesta “plaza interior”. Espacio éste, que a modo de conector, vincula la Casa de la cultura y el nuevo edificio de la Fundación. Esta plaza interior semipública, integra las diferentes escalas de los dos edificios y a la vez potencia la presencia de ambos. El basamento de granito natural color negro, que alberga los depósitos de las salas y el jardín elevado, nos asegura la precavida distancia entre el peatón y el volumen de dos alturas que contiene las salas y las oficinas edificio. Dicho basamento ayuda a conformar el espacio de acceso y se introduce en el hall para formar parte de este espacio interior. A la vez el jardín elevado, contendrá los árboles que reemplazarán a los dos únicos ejemplares que lamentablemente se han tenido que retirar para dar lugar al programa.

El interior del edificio

Una vez adentro, las relaciones circulatorias se presentan claras y concisas. El planteo propuesto sugiere un único recorrido horizontal, en planta baja como en planta alta. El ascensor y la escalera hacen de conector vertical entre las dos circulaciones mencionadas. La decisión adoptada para la disposición del volumen de servicios y circulaciones, nos libera completamente para la iluminar y ventilar los espacios destinados a Salas, aulas y oficinas, dando enorme flexibilidad al armado funcional de las mismas. Pudiendo ofrecer un único espacio de trabajo totalmente abierto sin interrupciones de tipo estructural y/o funcional. Con ello no sólo se logran beneficios funcionales -minimizando servicios y recorridos, también simplifica la construcción, ofreciendo plantas diáfanas, liberando todo el frente de fachada para ser tratada como una única pieza capaz de ser diseñada con mayor libertad desde el punto de vista de su utilidad y composición arquitectónica.

Estructura portante:

La elección de la estructura propuesta da cuenta a las claras de la interpretación del programa de necesidades y la etapabilidad de la obra.
Un módulo que se repite en ambos ejes resume y da respuesta a los espacios necesarios del hall de acceso, salas multiuso, aulas, oficinas, circulaciones y servicios.
Las fundaciones, según se desprende del estudio de suelos, se resolverán con bases aisladas, vigas de arriostre y plateas en la zona de depósitos.
Un simple sistema trilítico con vigas intermedias y losas llenas, armadas en una dirección, juntamente con el tabique de la fachada norte, conformarán la estructura resistente.
Todas sus columnas discurren desde los cimientos hasta la coronación del edificio sin necesidad de apeos o interrupciones de piezas estructurales que generen mayores costos en la estructura ni comprometa sísmicamente el sistema.
Luces relativamente pequeñas y repetidas en uno de los sentidos, conformarán una estructura esbelta y flexible que refuerza la funcionalidad de los espacios propuestos.

Las Fachadas:

Proponemos “vestir” la estructura de Hormigón.
Dicha estructura quedará a la vista con una superficie de acabado liso casi pulido. Se utilizarán tableros melamínicos como encofrado para tal fin.
Se pigmentará la pasta del hormigón para obscurecer delicadamente su superficie y así contraponer el color blanco que tendrán las superficies metálicas de los parasoles, las carpinterías y todo elemento metálico que componga el edifico.
Estos elementos se dispondrán en mayor o menor grado teniendo en cuenta las diferentes orientaciones y relaciones del edificio con su entorno.
Es así que donde tendremos los grandes espacios vidriados responderemos separando del plano del vidrio un sistema simple de pantalla a modo de parasol, generando una corriente de aire que, por diferencia de presión atmosférica, genera una típica fachada ventilada.
Estas caras están compuestas desde adentro, con un aventanamiento común, de perfilería de aluminio, implementado con vidrios transparentes, mas una piel exterior, compuesta por un sistema de paneles de chapas micro plegadas perforadas soportadas por una estructura de tubos de aluminio sujetados a la estructura de hormigón. La perforación adecuada de estos paneles, permitirá el correcto grado de permeabilidad lumínica y visual y a la vez que se convierte en un eficaz elemento reductor de la radiación solar incidente sin perder iluminación y ventilación natural.
La fachada posterior adopta el mismo criterio que la fachada de frente sobre la doble altura del hall. Esto nos permite, junto con la arboleda existente, mitigar los rayos del sol provenientes del oeste. El resto de esta “hipotética medianera lo conforman los servicios, que se resuelven con tabiquería de hormigón armado en la planta baja y mampostería tradicional en la planta alta. Ambos paramentos que se muestran contenidos dentro de la trama vista del hormigón estructural, estarán revestidos en venecita color gris plomo a modo de terminación. Hacia la esquina norte, un único tabique de hormigón que toma una altura y media y que solo es interrumpido por una gran raja de iluminación, termina de cerrar el conjunto.

Azotea:

La azotea se diseña como una terraza jardín.
Es intención lograr algo más que el típico remate de un edificio y a la vez reponer parte del espacio natural “invadido” por el avance de la construcción.
Por sus múltiples beneficios ambientales, económicos, para la ciudad y para la salud, esta solución se torna casi obligatoria en estos días. Creemos fervientemente que la institución hará “escuela” con el ejemplo y a la vez se verá enormemente beneficiada con las bondades del sistema que solo pretende lograr una mejor calidad de vida.
El “orden” impuesto en el armado de las plantas, la claridad en la disposición de las áreas de servicio respecto de las áreas servidas, se ve reflejada en nuestra propuesta para la quinta fachada. Los mismos elementos que transportan fluidos, gases, ventilaciones, etc. son material de proyecto para la concreción de un espacio al aire libre de calidad visual, de uso y también para atender las cuestiones técnicas que hacen al funcionamiento del edificio.
De él, solo se erige por sobre la cota del césped, un volumen elevado, de textura brillosa, que contiene tanque de reserva, colector y sistema contra incendio.
Un piso que atiende las necesidades técnicas y una alfombra de césped, terminan de proponer la terraza jardín.

Instalaciones:

La virtud de la concentración en vertical y horizontal del volumen de servicios, nos ayuda a resolver, desde el subrecorrido del ascensor hidráulico hasta el tanque de agua elevado, todas las instalaciones de una manera sencilla, racional y eficiente. Dos pequeñas salas de maquina por piso resolverán cisternas para elevación de agua, sistema hidráulico para ascensor, termotanques para agua caliente y escalera de acceso a Azotea.
Dos equipos tipo rooftop ubicados en la azotea, cubrirán las necesidades de acondicionamiento de aire. Un pase oculto en el sector de archivos será utilizado para los conductos de inyección y retorno pertenecientes al equipo de la planta baja. Mientras que un segundo equipo cubrirá a la segunda planta.
Cuando los recorridos se transforman en horizontal, un generoso espacio entre las losas y los cielorrasos suspendidos y desmontables, esconderán aquellas instalaciones que sean necesarias.
El no conocer el destino específico que deberán contener los espacios de oficinas nos obliga a desarrollar las instalaciones de tensiones altas, bajas, computación, Internet, etc., de manera inteligente y lo suficientemente flexibles como para satisfacer la variada demanda de armados funcionales.
Nuestra propuesta es un tendido de electro canales ocultos en la carpeta cementicia y terminales tipo periscopios.
Los sistemas de servicio contra incendio están previstos según normativas vigentes. Se dispone de un tanque de reserva de agua de 12000 litros a tal fin. Las bocas de incendio irán alojadas en lugares visibles y fácilmente accesibles con mangueras de 45 mm de diámetro, sus boquillas, lanzas y rácor correspondientes.

Acústica:

El diseño acústico puede ser una de las facetas más complejas a resolver.
En nuestro caso el haber podido “encerrar” la sala mayor dentro de limites en su mayoría construidos y pertenecientes al edificio de La Fundación, nos permite poder cumplir con un concepto primordial de la aislación acústica (“Concepto Box in box”). Los depósitos hacia el frente, el aula que separa del hall, los “Muebles-bibliotecas” que separan del pasillo principal, juegan como fuelles y favorecen la aislación. Sobre la cara norte de la sala, una combinación de tabique de hormigón, material aislante, más el soterramiento logrado en el sector, nos asegurará poder trabajar con mínimos recursos para llegar a cumplir con ese concepto.
Una vez logrado esto, proponemos un acondicionamiento acústico en base a tableros de madera en paredes y cielorrasos, combinados con materiales fonoabsorbentes de reconocida eficiencia en el mercado.