Seudónimo: EMU9_325

shadow

Autores
Arq. MATÍAS FORSETTI
Arq. SANTIAGO GIULIANI

Colaboradores:
LUCAS PINO
ROCÍO ASEBEY
FACUNDO SABAS
MARTÍN LEPORACE
Lic. LEONARDO DATRI

Procedencia:
NEUQUÉN

MEMORIA DESCRIPTIVA

LO URBANO

La intervención en el antiguo predio penitencial de la U9 supone una alteración urbana significativa. Lo que hasta hoy se comporta como un tapón en el tejido pasará a ser un centro de actividad permanente para la comunidad a escala regional.
El proyecto que realizamos intenta abordar la complejidad urbana y arquitectónica en diferentes escalas. Valoramos la idea de complejidad, la ciudad existente es compleja y hay riqueza en esa complejidad, una riqueza que alienta a encontrar soluciones y respuestas, y a pensar en cómo podemos ser sostenibles de forma diferente.
Queremos potenciar el valor que posee el sector por su ubicación dentro de la trama urbana y su localización a nivel regional a través de las actividades al aire libre y tomando al parque como escenario Urbano. Se pondrá en valor el entorno inmediato al sector y creemos que tendrá la capacidad de absorber el proceso de densificación que se está produciendo en el centro de Neuquén.
Buscamos la diversidad de espacios que alberguen actividades deportivas, recreativas y culturales desarrolladas a corto, mediano y largo plazo, teniendo en cuenta el dinamismo de la sociedad y los cambios de necesidades que los habitantes demanden.
El proceso de consolidación del proyecto se dará en etapas, de lo general a lo particular, consolidando en primer instancia la estructura formal de espacios que organizan el predio en su conjunto. De igual manera pretendemos que en los edificios, las funciones puedan desarrollarse en diferentes grados de consolidación. Por ej: El mercado podrá funcionar inicialmente sin la cubierta, definiendo con operaciones más sencillas su carácter en el sector.
Las operaciones proyectuales consisten en:
– Redefinir los bordes del predio a modo de integrarse espacialmente con el entorno inmediato.
– Intentar entender las preexistencias (interiores y del entorno) e incorporarlas al proyecto.
– Sumar de la manera más organizada y sutil posible las nuevas actividades.
El resultado es algo que no se obtiene si se parte de cero, se aprovecha lo existente y se agrega algo nuevo.

edificio

EL PARQUE

El proyecto propone un conjunto de reglas operativas que definen los espacios casi sin materialidad, empleando para ello simplemente unas pocas cosas, estableciendo una relación cambiante y abierta con el lugar.
Intentamos producir un proyecto que no sea monolítico, sino que nos aproxime a un conjunto de situaciones y espacios relacionados entre sí.
El espacio se define a través de sus cualidades, no específicamente de su programa, las funciones se pueden llevar más allá, con más interés, sorpresa y posibilidades.

«Como arquitectos tenemos nuestros propios intereses, pero es importante considerar que el habitante realiza un trabajo después de ti. Es una cuestión de donde parar, de donde terminar el proyecto y de cuanta libertad procuras al habitante. El espacio no debería imponer un estilo de vida en particular, y no tiene por qué proyectar todo; solo has de proporcionar un espacio potencial para ser apropiado y usado. Si proporcionas suficientes cualidades y un espectro amplio de posibilidades, habrá un máximo de oportunidades y el proyecto asumirá ser cambiado, transformado y re-apropiado»1
1. Anne Lacaton y J.P. Vasall

Dentro de los elementos organizadores se pueden identificar tres como los más relevantes del SISTEMA:

  • Una Retícula regular organiza los espacios a escalas íntimas con el usuario. Se potencia un continuo de lugares cambiantes que permiten el descubrimiento de la variedad de actividades y situaciones. La idea de retícula no es tratarla estrictamente como tal, sino cómo posibilidad. La retícula es, de algún modo, la posibilidad de un sistema que puede desarrollarse.
  • Un sistema de diagonales permite acortar camino entre los ingresos y actividades específicas. Intersectan los sectores y promueven una nueva percepción espacial.
  • Un tejido natural, de trazado regular a nivel cero, permite interactuar y recorrer un sistema de espacios verdes por senderos de suelo natural. Es un sistema que, con elementos muy simples, define recorridos, sectores de conservación y espacios de uso informal en el verde.
  • El nuevo arbolado se plantea en dos sistemas que complementa la vegetación existente: Planos lineales de (Acer Buergerianum Miq.): Intensifican en las tres dimensiones los módulos y submódulos de la retícula. Su trazado es lineal y de separación regular. El techo verde: son pequeñas agrupaciones de árboles de tres especies (Cercis Siliquastrum L., Acer Negundo L. y Malus Sieboldii Subsp. Sieboldii) que conforman pequeños «bosques» con actividades bajo la sombra.
parque
sendero

LA HISTORIA Y LA MEMORIA

Para nosotros es importante considerar que trabajamos en la ciudad existente, demoler todo para construir algo nuevo no es una alternativa. El desafío consiste en realizar transformaciones de la ciudad, conservando los edificios importantes, los árboles, los jardines; conservando, en definitiva, la vida que ya está ahí y la memoria de los espacios o de los vecinos que ya no están más allí. Muchos fragmentos conectados y solapados unos con otros.
Identificamos tres piezas arquitectónicas importantes con las que trabajar y consolidar como elementos preexistentes:

El conjunto de edificios Al y A2 (Históricos)
Es la cara reconocible de la cárcel por los ciudadanos, creemos que es importante conservar estos dos edificios como parte de la historia de Neuquén. Nuestra propuesta consiste en recuperar su imagen original, despojando las sucesivas modificaciones que han desvirtuado su simpleza inicial.
Trabajamos con la lógica de su sistema estructural de muros portantes, esto nos permite mantener una sucesión de espacios acordes a la función requerida y destinar más recursos al equipamiento del museo y al resto del parque.
A nivel cero se proponen modificaciones de niveles para relacionar más eficientemente el interior con el exterior, mejorando los accesos.
Su programa estará relacionado a la conservación de la memoria y los derechos humanos.

El edificio B (tira)
Es el edificio de mayor superficie del predio, con un gran potencial para contener una variada gama de actividades, sin embargo identificamos que, al haber estado diseñado para una prisión, la espacialidad y sus sistemas de circulación se deben modificar para hacer el edificio más flexible a sus nuevos usos y lograr mejores relaciones con el exterior. Esto supone una mayor intervención para su refuncionalización.
El edificio se reordena a través de modificaciones puntuales: El rediseño del hall de accesos en tres alturas, la apertura visual de los espacios de los extremos, la modificación de la cubierta y la adición de un nuevo sistema circulatorio longitudinal que revela una nueva imagen edilicia.
El edificio en sí mismo no es lo verdaderamente importante, sino lo que produce en términos de calidad de vida, condiciones y relaciones. Una vez terminada su construcción debería ser los suficientemente flexible y confortable para que cambie de acuerdo con la vida de sus habitantes, con lo que la gente añade y le propone, y con todo lo que pasa a su alrededor.
Inicialmente su programa estará relacionado con áreas culturales, educativas y administrativas.

El muro
Lo que en su génesis fue un límite físico que aisló el interior del exterior, es hoy una posibilidad de conformar un recinto ordenado que dote de pertenencia a las diferentes actividades del parque. Creemos que reutilizar este muro perforándolo en puntos clave organiza el funcionamiento general.

LO NATURAL

Durante el proceso del proyecto buscamos reflexionar sobre el espacio público, entenderlo como símbolo y soporte de la relación entre naturaleza y hombre, y como plano de expresión popular e intercambio socio cultural.
Este concurso es la oportunidad de sumar grandes áreas de espacios verdes a una ciudad que requiere y utiliza cada área urbanizada con vegetación. Su ubicación es estratégica, ubicada en el centro de la ciudad complementa el uso del parque norte y la costa del río.
Los espacios públicos de las ciudades de la región de la Confluencia comprenden un ámbito de oportunidades para maximizar el confort climático urbano. Los espacios verdes como las veredas y bulevares históricos fueron densamente plantados con especies que mitigan la isla de calor en verano. Sin embargo comprenden un problema en invierno porque se optó por especies que no pierden la hoja y agudizan la isla de frio invernal.
Los espacios urbanos vacantes como el predio de la ex U9 tienen un gran potencial para rediseñar la isla térmica urbana. Por esto, se proponen árboles de hoja caduca, de fácil mantenimiento y de costos moderados (preferentemente de producción local). La combinación de variedades permite diferentes estadíos de floración, cambios de color y caídas de hojas.
La impermeabilización del suelo de la ciudad reduce la infiltración del agua de lluvia, acelera el escurrimiento, disminuye la evaporación y el aporte de esta a la humedad relativa del ambiente. En días de grandes precipitaciones la calle independencia (a dos cuadras del predio) no logra evacuar la cantidad de agua recibida y se inunda. Pretendemos mitigar esto captando cierta cantidad de agua para el parque, bajar su velocidad, permitir infiltrarse en áreas verdes y permitir cierto retardo en pequeñas áreas deprimidas para mejorar el sistema de drenaje del entorno inmediato.

acceso